Sin cirugía
Sin agujas
Destruye las células de grasa
Tiempo de reposo post tratamiento mínimo

Confíe en tecnología respalada por estudios clínicos

Seguridad del procedimiento

La criolipólisis proporciona un enfriamiento controlado y preciso para tratar las células grasas subcutáneas, sin dañar la piel. No usa agujas, y el tiempo de inactividad es mínimo después del tratamiento. El procedimiento de criolipólisis está disponible en más de 74 países, y hasta la fecha se han llevado a cabo más de 5 millones de tratamientos en todo el mundo.

Seguridad clínica

Los especialistas de criolipolisis han llevado a cabo una formación exhaustiva y ofrecemos apoyo continuo a las clínicas para ayudar a garantizar los mejores cuidados.

Seguridad del dispositivo

No todos los dispositivos de criolipólisis son iguales. Existe un dispositivo de enfriamiento controlado diseñado con medidas de seguridad incorporadas. Si los sensores detectan que la piel se está enfriando demasiado, el sistema se apaga automáticamente.

Se han publicado 52 estudios sobre el tema.

Existe un dispositivo con el que se han realizado más de 5 millones de ciclos de tratamiento en todo el mundo.

Alta satisfacción de los pacientes

No es de extrañar que tanta gente confíe en la criolipólisis

De los polos a la criolipólisis

Hace años, científicos de la Universidad de Harvard observaron que algunos niños que comían polos tenían hoyuelos en las mejillas. Esto llevó a los doctores Dieter Manstein y R. Rox Anderson a percatarse de que el hielo puede dañar selectivamente pequeñas bolsas de células grasas.
Esta idea de que el frío puede tratar las células grasas sin dañar la piel o el tejido circundante, fue la idea detrás de la criolipólisis